Torrelavega presenta un proyecto de recuperación ambiental y mitigación de los riesgos de inundación a una convocatoria de la Fundación Biodiversidad

noticias

Con un importe de 3.530.042,51 euros prevé actuaciones en los cauces del Saja-Besaya y los arroyos de Miravalles y Viérnoles

El Ayuntamiento ha presentado, a una convocatoria de subvenciones de la Fundación Biodiversidad financiada con fondos Next Generation de la Unión Europea, un proyecto de recuperación ambiental mediante la regeneración y puesta en valor de la ribera fluvial del río Saja-Besaya a su paso por Torrelavega y actuaciones para la mitigación del riesgo de inundaciones en su red de afluentes dentro del municipio.

El concejal de Medio Ambiente, Bienestar Animal e Infraestructura Verde, José Luis Urraca Casal, ha explicado que tiene un presupuesto de 3.530.042,51 € para el que ha solicitado una subvención de 2.771.520,98 €. Y que está conformado por seis actuaciones en distintos puntos de los ríos y arroyos del municipio, como son la zona del Saja-Besaya, La Viesca, Miravalles o Viérnoles, que llevarían a cabo entre este año y 2025.

La primera es la restauración de las riberas del Saja-Besaya, que incluye la revegetación a través de la plantación de especies autóctonas, para mejorar la estructura del suelo y amortiguar los efectos de las inundaciones, la consolidación de los taludes existentes mediante técnicas de bioingeniería, la limpieza de general de restos acumulados, así como la reparación de algunas de las estructuras de madera existentes.

También la eliminación de especies invasoras que han colonizado la zona, principalmente la especie del plumero (Cortaderia Selloana) y del bambú japonés (Reynoutria Japónica). La Reparación y construcción de la senda fluvial y caminos peatonales, así y como la dotación y mejora del mobiliario urbano (bancos, papeleras, baños públicos…), todo ello encaminado a fomentar la actividades al aire libre. La creación de zonas cubiertas (pérgolas) para la protección frente a la lluvia o la instalación de barandillas de madera homologadas para garantizar la seguridad. También la mejora de la iluminación y su eficiencia energética con la instalación de luminarias de tecnología LED.

La mejora de la accesibilidad en la ribera baja norte del Saja Besaya, mediante la construcción de una rampa peatonal y ciclable para la conexión entre la pasarela peatonal que cruza el río Saja-Besaya y el parque del Patatal en donde está previsto dar continuidad a la Vía Verde del Besaya. La actuación contempla, además de la propia rampa, la estabilización de taludes mediante escolleras.

Junto al puente de Torres, en el río Besaya, el concejal explica que se prevé la reconstrucción del talud derrumbado por las intensas riadas producidas en los tres últimos años, protegiendo la zona frente a inundaciones. Incluye la construcción de un muro de bioingeniería sobre una escollera para evitar la pérdida de materiales en una zona próxima a diversas edificaciones residenciales. En la parte alta del muro se proyecta un carril bici para dar conexión directa hasta el parque de La Viesca desde el puente de Torres.

La restauración ambiental de la ribera asociada al arroyo Tronquerías, como parte del desarrollo del parque de Miravalles, con la construcción de nueva pasarela peatonal sobre el curso de agua. Igualmente se recoge la ejecución de una nueva senda peatonal que enlace con el trazado existente ubicado al norte, en el parque Miravalles ya ejecutado, y al sur con vial de reciente ejecución.

En los arroyos Tronquerías y Rivero, hay prevista otra actuación centrada en la adecuación del puente existente sobre el cauce y la regeneración del ecosistema con vegetación de ribera propia de los ecosistemas fluviales.

Por último, como señala Urraca, está la recuperación ambiental del cauce de río Viar-Campuzano aplicando criterios hidrológicos-hidráulicos y ecológicos con acciones basadas en mejorar su continuidad y en el incremento del espacio fluvial. La intervención se centra en modificar el cauce constituido actualmente por escollera y cemento, ampliando su sección, regenerando su entorno y disminuyendo el riesgo de inundación.

Para la ampliación de sección se propone la creación de un talud ecológico mediante técnicas de bioingeniería. Adicionalmente, se plantea recuperar una zona de embalse de 28 metros de diámetro aproximados, la revegetación de las riberas y la creación en su margen de un carril bici.