Ricciardiello insta al equipo de Gobierno a “abrir los ojos a la realidad” y actuar ante las graves carencias del hospital de Sierrallana

El edil de Cs afirma que la falta de inversión ha llevado al colapso al servicio de Urgencias, donde los profesionales están saturados, trabajan en unas condiciones ‘leoninas’ y actúan sometidos a gran presión 

El concejal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Torrelavega, Julio Ricciardiello, ha instado al equipo de gobierno PRC-PSOE a “abrir los ojos a la realidad” y actuar ante las “graves carencias” que soportan los profesionales y usuarios del hospital de Sierrallana. Según Ricciardiello, a los problemas de climatización de este verano, se suman otros como la saturación del servicio de Urgencias o la falta de personal especializado.  

El edil de la formación liberal ha criticado la inacción del equipo de gobierno que, pese a conocer en qué situación se encuentra el centro hospitalario, “mira hacia otro lado y dice que todo es maravilloso”. Sin embargo, “nos encontramos con un hospital con un servicio de Urgencias colapsado, donde se atiende una media de 120 usuarios, y que está provocando que muchos profesionales pidan el traslado ante la imposibilidad de trabajar en estas circunstancias”.  

“Trabajar en las Urgencias de Sierrallana se ha convertido en una lucha diaria», ha apuntado el edil, quien sostiene que, si ya la situación era complicada antes de la pandemia, ahora, con una Atención Primaria a medio gas, “Urgencias se hace cargo de todo, aumentando la presión sobre los trabajadores que, aunque hacen todo lo que pueden y más por garantizar un servicio de calidad, no son superhéroes, son humanos”.   

Además, ha recordado que los pacientes “son los grandes olvidados” porque son los que están sufriendo directamente los recortes. “Conseguir una cita en Atención Primaria se está convirtiendo en una misión imposible y la gente opta por acudir a Urgencias, saturando el servicio”.  

El concejal de Cs ha conminado al alcalde, Javier López Estrada, y a los ediles José Manuel Cruz Viadero y Pedro Pérez Noriega, a “darse un paseo” por el hospital y “hablar” con los profesionales “para conocer de primera mano cómo se sienten y en qué condiciones trabajan». En su opinión, “es muy fácil decir en un pleno que todo está bien sin tener ni idea de la realidad; una realidad dura que nos dice que la falta de financiación obliga a cerrar plantas completas para ahorrar en personal y obliga a dilatar los ingresos en Urgencias, a veces con esperas de hasta 48 horas”.  

Por último, ha indicado que las instalaciones, en ausencia de mejoras y mantenimiento desde hace 28 años y con informes técnicos negativos desde hace años, que, como el sistema eléctrico, «están totalmente obsoletas y amenazan colapso”.  “Tenemos dudas fundadas de que la moción aprobada para suministrar un sistema de refrigeración pueda ponerse en marcha debido a la imposibilidad del sistema para mantenerlo y si no se toman medidas, el hospital terminará colapsando”, ha censurado Ricciardiello, quien ha reclamado al equipo de gobierno «más ayudas e inversiones» para que Sierrallana “no se convierta en un hospital de tercera”.