Polanco aprueba un modificado del presupuesto que destina 800.000 euros para licitar el proyecto de Prado Infante

noticias

El pleno del Ayuntamiento de Polanco ha aprobado el tercer modificado del presupuesto de este año que asciende a 2.987.500 euros procedentes de los remanentes de 2021, que irán destinados en su mayor parte a inversiones, entre ellas una partida de 800.000 euros para poder licitar este año la construcción del parque y auditorio de Prado Infante en el centro del municipio.

En conjunto, el modificado destina a diversas inversiones el 76,25 % del total (unos 2,2 millones), lo que permitirá suplementar las partidas de obras y atender las necesidades de gasto en materia de mejora de la red de suministro de agua o de la de alumbrado público.

Al pleno no asistió ninguno de los cinco concejales de la oposición, ni los tres del PSOE ni los dos del PP.

Además de la partida para Prado Infante, el modificado incluye otras por importe de 331.000 euros para licitar la construcción del centro cívico de la tercera edad en una parcela donada por una vecina, otra de 140.000 para acometer la segunda fase de las pistas de pádel de Requejada y otra de 790.000 para la adquisición de suelo con destino a nuevos equipamientos.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, ha indicado que este modificado, como en ejercicios anteriores, tiene como objetivo «reforzar» todo tipo de partidas incluidas también las de Servicios Sociales, Educación, Cultura o Deporte, además de las obras e inversiones.

En este sentido, ha recalcado que el acuerdo plenario supone invertir el remanente en la mejora de la calidad de vida de los vecinos y en las infraestructuras con las que cuenta el municipio.

Respecto al proyecto de Prado Infante, ha recordado que recoge diversas propuestas municipales y de colectivos como Arca, y plantea la creación de un espacio público que ofrezca muchas posibilidades de uso, pero con una intervención que sea lo menos intrusiva posible, de ahí que se prevean varios tipos de plantaciones vegetales (césped, árboles y arbusto).

El auditorio irá cubierto para acoger todo tipo de eventos, entre ellos cine de verano o conciertos al aire libre, con un graderío que se extenderá a lo largo de la pendiente de la parcela adaptándose a la misma.

Además, y aprovechando la pendiente del terreno desde el actual aparcamiento de la iglesia de San Pedro AdVíncula, se propone dar una nueva estructura a esta zona instalando en el desnivel existente dos toboganes como inicio de lo que será el parque infantil situado un poco más abajo.

La actuación prevista en Prado Infante tendrá un elemento icónico situado un suave colina que domina todo el conjunto, donde se plantará un árbol de gran porte o cuyo pie irá ubicado un banco, con el fin de crear una zona de más privada y permitir una mayor integración del conjunto y minimizando los efectos visuales.

Por lo que se refiere al centro cívico de la tercera edad, será un edificio singular, sostenible e intergeneracional, que tendrá como uso principal acoger todo tipo de actividades de dinamización protagonizadas o dirigidas a los mayores del municipio, y cuyas obras de construcción se prevén licitar este mismo año.

El edificio dispondrá de dos alturas aprovechando la pendiente del terreno, además de una zona verde en el espacio sobrante, y se levantará en una finca urbana de unos 1.000 metros cuadrados, ubicada en el centro de Polanco y casi enfrente de la anterior sede de la Tercera Edad que está siendo rehabilitado para acoger la futura Casa Joven, un solar que fue cedido en 2018 al Ayuntamiento por una vecina.

Por otra parte, el pleno ha aprobado un pequeño modificado del texto del acuerdo de donación del solar donde se construirá este centro, para que en la fachada del edificio se coloque una placa con un texto de agradecimiento a la familia que ha donado el terreno situado en el centro de Polanco.

También se ha dictaminado a favor la modificación de la ordenanza fiscal que regula el impuesto de plusvalías, con el objeto de adaptarlo a la más reciente jurisprudencia del Tribunal Constitucional, ya que el tipo de gravamen y las bonificaciones no se ven alterados.