“Nada se mueve en el proyecto estrella del PRC para la Mina de Reocín”, advierte el PP

noticias

El Partido Popular volverá a interpelar en el Parlamento al Gobierno de Cantabria para conocer el desarrollo de los distintos proyectos de apertura de la Mina de Reocín y si se han desbloqueado los trámites pendientes para que las promesas de miles de empleos y enormes beneficios económicos anunciados pueda ser realidad, porque “nada se mueve en otro de los proyectos estrella del PRC”.

“Esperamos tener más suerte en esta ocasión y que el consejero de Industria no nos pida más fe en los compromisos de Miguel Ángel Revilla, sino que pueda informar de que los trámites pendientes se han desbloqueado para que esta actividad industrial, presentada antes de las elecciones de 2019 generando ilusión en la Comarca del Besaya, no sufra el mismo destino que otros grandes proyectos: se vendió la foto, generó falsas expectativas y todo quedó en un engaño”, ha dicho el diputado regional Roberto Media, quien formulará esta interpelación en el pleno del lunes 14 de febrero.

Media ha explicado que el Grupo Popular requiere periódicamente que el Gobierno de Cantabria informe a la Cámara del avance de los trabajos y de si las empresas adjudicatarias cumplen con lo ofertado, porque considera necesario que los cántabros conozcan la evolución de un proyecto que se les aseguró sería motor económico de la Comarca del Besaya y de Cantabria.

Sin embargo, según señala, desde que en el mes de febrero de 2017 el presidente Miguel Ángel Revilla anunció el interés de una empresa en reabrir la Mina de Reocín, el proyecto no está siendo más que “otro rotundo fracaso”.

En este sentido ha recordado que tras muchos anuncios y actuaciones administrativas, el 3 de febrero de 2020, el entonces consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, anunció en el Parlamento que la concesión a Cantábrica de Zinc había finalizado el 24 de enero y no se iba a prorrogar, mientras que las otras concesiones continuaban con sus procesos de investigación.

El 19 de octubre de ese año, en respuesta a la interpelación sobre la Mina de Reocín formulada por el Grupo Popular, Martín informó de que las previsiones de las reservas de zinc en esa comarca permanecían intactas en los 20 millones de toneladas, que otras empresas seguían manifestando su interés por poder participar en la futura explotación de ese mineral y que los procedimientos administrativos llevados a cabo con este motivo eran correctos y adecuados desde el punto de vista legal. Además, manifestó que el resto de adjudicatarios del concurso público seguían con sus trabajos programados, pero sin dar más que alguna mínima pincelada de su contenido.

Por su parte, en marzo de 2021, hace ya casi un año, el consejero Francisco Javier López Marcano manifestó, en respuesta a otra interpelación del PP, que el expediente que permitirá dejar sin efecto definitivamente el permiso de investigación de la sociedad Cantábrica del Zinc, denominado SALIA, todavía se encontraba sin finalizar, pendiente del recurso que había presentado la empresa.

El consejero no detalló la marcha de los trabajos de investigación que la sociedad Slipstream Resources Spain S.L. tiene reconocidos y que se denominan BUENAHORA-1ª y BUENAHORA-2ª, aunque indicó que seguían de acuerdo a lo previsto en su oferta. Ni hizo referencia alguna a qué ocurrirá con las cuadrículas que no cuentan al día de hoy con ningún permiso de investigación en vigor (YUSO) porque la empresa adjudicataria ni presentó los papeles necesarios. “Era tal el interés de la empresa que se presentó al concurso que, una vez que se le adjudicaron las cuadriculas, no presentó la documentación para hacer efectiva esa adjudicación”, ha recordado Media.

El consejero Marcano, tampoco se refirió a los expedientes bloqueados durante más de treinta meses en las consejerías de Medio Ambiente e Industria para los planes correspondientes a los derechos mineros SIERRA LOBA-1ª, SIERRA LOBA-2ª, SIERRA LOBA-3ª, CABO REDONDO-1 y LIDIA MARÍA-3, de las sociedades APIA XXI S.A. y Canteras y Hormigones de Santander S.L., que hace que las empresas adjudicatarias no puedan llevar a cabo los trabajos programados a pesar de haber sido adjudicatarias de unas zonas en ese concurso.

“La fe en las promesas de cualquier dirigente regionalista es un acto heroico. Rara vez se cumple alguna rutilante promesa que realizan en precampaña electoral con el fin de arañar unos votos. Los miles de puestos de trabajo que traería la mina, junto con las cantidades ingentes de dinero que se escondían en nuestro subsuelo, cambiarían la Comarca del Besaya y el PIB de Cantabria, según el presidente Revilla y sus consejeros. Han pasado pocos años y la realidad es que, por desgracia, esas promesas son un claro ejemplo de un gran timo electoral”, ha concluido el diputado popular.

Deja una respuesta