Los 19 municipios en riesgo alto por Covid piden a Gobierno ayudas para los sectores afectados

Actualidad

Los alcaldes no cuestionan los datos sanitarios pero piden compensar a la hostelería ante el cierre de interiores y a otros sectores afectados

Los alcaldes de los 19 municipios cántabros en nivel de alerta 3 (riesgo alto) por coronavirus han pedido al Gobierno de Cantabria que adopte «soluciones» para los sectores más afectados por el endurecimiento de las restricciones, entre ellos la hostelería por el cierre de los interiores de sus locales.

Así lo han reclamado de forma unánime en la reunión que han mantenido este jueves con el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE); el director general de Salud Pública, Reinhard Wallamm, otros técnicos y médicos del Servicio Cántabro de Salud y, además, con la titular de Economía y Hacienda, la socialista María Sánchez, un encuentro que las partes han valorado como «positivo» y «productivo».

En dicha reunión, el consejero de Sanidad y los integrantes del SCS han expuesto a los alcaldes la situación epidemiológica «real» en que se encuentra Cantabria, donde, según ha expuesto Rodríguez, no solo la incidencia es alta sino que la presión asistencial en los hospitales «sigue subiendo», comprometiendo la actividad normal de estos centros y con el riesgo de que ello afecte a las operaciones quirúrgicas.

El consejero ha señalado que, en estos momentos, un 10 por ciento de la ocupación hospitalaria y un 21% de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) está dedicada a la atención de pacientes Covid.

Además, ha advertido que en Valdecilla solo hay cuatro camas disponibles en la UCI general, no así en la UCI específica para pacientes Covid, donde sí hay plazas.

Rodríguez ha advertido de la imposibilidad de mezclar a pacientes Covid y no Covid y ha explicado que si sigue aumentando la ocupación el siguiente paso sería reconvertir las salas de reanimación en UCIs, lo que supondría paralizar operaciones, algo a lo que espera que no haya que llegar.

El consejero ha expuesto que ha sido la situación hospitalaria la que ha llevado a su departamento a tomar las medidas restrictivas y ha señalado que la reunión convocada no buscaba «convencer» a los alcaldes sobre las decisiones adoptadas por Sanidad sino exponerles cuáles han sido las motivaciones.

«Mi mayor responsabilidad como consejero de Sanidad es asegurar la atención sanitaria de los cántabros. Tendremos que todas las medidas que haya que tomar», ha insistido Rodríguez, que, además, ha recordado que las medidas que se han adoptado «no son nuevas» sino que estaban previstas desde el 11 de mayo con la implantación del semáforo Covid, que, por ejemplo, establecía el cierre de interiores para los municipios en nivel 3 y 4.

ALCALDES PIDEN QUE LAS RESTRICCIONES SE ACOMPAÑEN DE AYUDAS

Ninguno de los alcaldes ha cuestionado los datos sanitarios expuestos por Sanidad pero sí han reclamado que las restricciones que haya que tomar vengan acompañadas de medidas de apoyo para los sectores afectados, como la hostelería.

Además, en la reunión, se ha hablado de la posibilidad que está estudiando el Gobierno de que aquellas personas con pasaporte Covid –bien por estar vacunados, por haber pasado la enfermedad o por tener un test negativo– puedan acceder al interior de los locales de hostelería, una vía cuya viabilidad están estudiando tanto desde la Dirección General de Salud Pública como los servicios jurídicos.

Dos de ellos han sido la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), y el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria, Pablo Diestro (PRC).

«Todo lo que pueda permitir trabajar al sector es necesario, por lo que hay que buscar el encaje jurídico lo antes posible», ha afirmado Igual, quien ha exigido al Gobierno «celeridad» en el estudio de esa posibilidad y, además, ha pedido al Ejecutivo PRC-PSOE «soluciones inmediatas» a todos los afectados por el cierre de hostelería.

«La solución no está dada y la medida está tomada», se ha quejado Igual en alusión al hecho de que ya esté en vigor el cierre del interior de la hostelería en los 19 municipios en nivel 3.

Respecto a la petición de ayudas para los sectores más afectados, Igual ha indicado que ahora «la pelota está ahora en el tejado» del Ejecutivo autonómico, que, según ha reclamado, debe dar «una respuesta firme y eficaz» para compensar a los perjudicados, entre ellos las personas que se queden sin empleo o los empresarios que tengan que cerrar».

Igual ha afirmado que ella «no va a cuestionar» los datos sanitarios pero sí cree que «ha faltado la implicación» del Gobierno autonómico «como bloque» y que «debe de dar soluciones». «Hay más consejerías que la de Sanidad», ha advertido.

La alcaldesa ha insistido en que «las cifras son las que son» pero, a su juicio, «tienen que estar acompañadas de un compromiso que resuelva los enormes daños que están causando a los sectores implicados».

«Los responsables del Servicio Cántabro de Salud son firmes en la gravedad de la situación y yo también lo soy en la búsqueda de soluciones, porque no se puede dejar abandonadas a su suerte a tantas familias santanderinas que dependen de la hostelería y del turismo, cuando estaban a punto de recuperarse de las pérdidas del año anterior», ha recalcado.

Sobre la ausencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en esta reunión, la regidora santanderina ha comentado que solicitará una segunda reunión «o las que haga falta» para abordar este asunto de una manera global «porque es el presidente y debe implicarse».

«La situación es tan grave que no es momento de ponerse de perfil, hay que dar un paso al frente y dar al sector las soluciones que necesitan», ha añadido Igual, que ha advertido que «ya se han cancelado numerosas reservas de hoteles y el daño al sector turístico ya es irremediable».

Por su parte, el presidente de la FMC se ha mostrado «de acuerdo» con la posibilidad de permitir acceder al interior de la hostelería de los municipios en nivel 3 a quienes tengan el pasaporte Covid, algo que, según ha explicado, desde la Federación transmitirán oficialmente al consejero.

Diestro también ha insistido en la necesidad de implantar ayudas directas por parte del Gobierno para los sectores que peor lo están pasando, como es la hostelería.

«Nadie esperaba que en pleno verano tuviéramos esta situación. Estábamos todos muy esperanzados en que los meses de julio y agosto hicieran en cierta manera olvidar lo mal que ha ido todo el año y esto es un mazazo muy fuerte para este sector», ha reconocido.

Por su parte, Diestro ha restado importancia a la ausencia de Revilla y ha resaltado el hecho de que sí haya estado presente la consejera de Economía porque, según ha dicho, al final va a tener que ser ella la que haga «malabarismos para intentar sacar fondos» para los sectores más afectados.

Y la regidora de Camargo, Esther Bolado (PSOE), ha aclarado que «ninguno» de los alcaldes «no cuestionan» los datos sobre la evolución sanitaria pero ha insistido en que decisiones como el cierre del interior de la hostelería debe venir acompañada de un aporte económico para dar una solución a todos los hosteleros que «lo están pasando mal y que lo van a pasar peor».

Bolado ha afirmado que avala la decisión de cerrar el interior de la hostelería porque, aunque es una medida «dura», cree que había que tomarla «por el bien de todos los cántabros», ya que el sistema sanitario está «a punto de colapsar».

Deja una respuesta