El PP pide reducir la carga burocrática de los médicos para mejorar la calidad de la asistencia a los pacientes

César Pascual dice que los procedimientos burocráticos están deteriorando la calidad de la asistencia prestada y pide cambios

Desburocratizar el proceso asistencial es una necesidad perentoria ante la falta de profesionales sanitarios y la escasa autonomía de los equipos

El Partido Popular considera urgente liberar a los médicos y otros profesionales clínicos de la enorme carga burocrática que sufren a lo largo del proceso asistencial y que está deteriorando la calidad de la asistencia prestada. Por ello, el lunes defenderán en el Parlamento de Cantabria una iniciativa para revisar qué tareas se pueden suprimir, simplificar o delegar a nuevos perfiles profesionales.

El diputado y portavoz de Sanidad en el Parlamento, César Pascual, ha explicado que en un contexto de falta de personal médico y de enfermería, se requieren cambios en la gestión de trámites como incapacidades laborales, recetas, informes, derivaciones o notificaciones y registros, que consumen mucho tiempo del quehacer diario de los médicos que se podría dedicar a la actividad asistencial directa.

Pascual ha apuntado que la pandemia de Covid-19 ha hecho muy evidente la saturación vivida en la atención primaria debido al alud de trámites, especialmente, los relacionados con la gestión de las incapacidades laborales. Pero, más allá de los efectos de la pandemia, existen otros factores que hacen prioritaria la necesidad de desburocratizar el sistema sanitario como son la falta de profesionales sanitarios y las dificultades para garantizar un relevo generacional, la falta de consenso para la incorporación de nuevos perfiles profesionales y definición de funciones, o la escasa autonomía de los profesionales y de los equipos.

“El tiempo que los profesionales sanitarios, en especial los médicos, dedican a actividades burocráticas mengua el tiempo de dedicación a la actividad asistencial para la mejora de la salud de las personas y de la comunidad, supone un desperdicio de recursos públicos y genera un clima que afecta a la autoestima de los profesionales”, ha advertido Pascual, indicando que estas labores deberían resolverse fuera de los circuitos asistenciales con recursos informáticos, sistemas de registro o con la participación de otros profesionales (administrativos sanitarios y asistentes clínicos, por ejemplo).

La propuesta que presenta el PP para mejorar el tiempo dedicado a la asistencia a los pacientes insta al Gobierno de Cantabria a crear un grupo de trabajo de manera inminente para revisar qué tareas burocráticas que son de su competencia se pueden suprimir, simplificar o delegar a nuevos perfiles profesionales y reclamar mejoras en relación con todas aquellas que dependen de otras administraciones.

“Desburocratizar el proceso asistencial se ha convertido hoy en día en una necesidad perentoria para incrementar el factor más crítico de la Atención Primaria: el tiempo asistencial disponible. Es urgente encontrar soluciones que permitan liberar tiempo de los profesionales clínicos para dedicarlo de forma más eficiente a tareas asistenciales. Y ello no es más que un problema organizativo responsabilidad del Servicio Cántabro de Salud”, ha concluido César Pascual.