El Gobierno movilizará más de 47 millones hasta 2023 en obra pública en 98 municipios

Actualidad

El Plan de Inversiones Municipales 2021-2023 financiará un total de 174 actuaciones

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, movilizará más de 47 millones de euros en los ayuntamientos durante los próximos tres años para lograr la reactivación económica y paliar la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Así lo ha señalado el consejero José Luis Gochicoa, que ha informado en rueda de prensa de la resolución de las subvenciones del Plan de Inversiones Municipales 2021-2023, que financiarán un total de 174 obras presentadas por 98 municipios, donde el Gobierno contribuirá con 26,7 millones y el resto, hasta los 47, serán inversión municipal.

Gochicoa ha señalado que las modificaciones planteadas en el decreto, aprobado el pasado 17 de diciembre y cuyo plazo de presentación de proyectos finalizó el pasado 31 de mayo, han servido para incrementar los ayuntamientos beneficiados (cinco más que en la anterior convocatoria de 2017), las obras y el volumen de inversión.

A día de hoy, ya se han tramitado propuestas de resolución favorables para unos dos tercios de las peticiones recibidas, incluso hay ayuntamientos que ya han cobrado la parte correspondiente a este año con el fin de garantizar «agilidad» e intentar que las obras se puedan poner en marcha cuanto antes, ha dicho.

Gochicoa ha destacado que en el decreto se han seguido las líneas básicas del de hace cuatro años, conocido como ‘Plan Mazón’, pero añadiendo mejoras, fundamentalmente en competencias en materia de abastecimiento y saneamiento. Con esta novedad, se busca mejorar la situación de los municipios en riesgo de despoblamiento, ha explicado.

En este sentido, ha indicado que se ha mejorado el porcentaje de subvención máxima que se otorga a los ayuntamientos con riesgo de despoblamiento, del 70% al 80%, con el fin de agilizar la inversión y que no se diera prácticamente en su totalidad en el último año. «No queríamos eso y más cuando estamos saliendo en una situación de pandemia, de crisis y que había que reactivar la economía», ha dicho.

Por este motivo, se incluyó una mejora en la partida inicial, de forma que este año se han previsto 3 millones de euros, mientras que anteriormente era de un millón.

DESTINO DE LAS ACTUACIONES

De las 174 actuaciones presentadas, 142 corresponden al ámbito más tradicional de obras públicas. De ellas, 72 se refieren a la pavimentación y mejora del espacio público, con una inversión de 20 millones; y 19 al acondicionamiento de edificaciones de diferentes usos e instalaciones, por valor de 3,8 millones.

Otras cinco se destinan a la renovación de alumbrado público, con un importe aproximado de un millón de euros; y seis a la rehabilitación y construcción de parques infantiles y públicos, con otro millón.

Asimismo, el consejero ha destacado las 40 actuaciones relacionadas con la Agenda 20/30 para la mejora de ciudades y pueblos, con un importe de casi 17 millones de euros. En concreto, se persigue la mejora del medio urbano a través de la construcción de urbanizaciones, parkings en zonas exteriores de los núcleos, pasarelas, puentes, soterramiento de líneas eléctricas, entre otras. Se trata de «mejorar la convivencia de la ciudadanía y crear ciudades y pueblos más sostenibles para su futuro», ha recalcado.

Asimismo, se han presentado 32 proyectos en materia de obras hidráulicas, abastecimiento y saneamiento, de los que 19 están orientados a la mejora y renovación de la red de abastecimiento y saneamiento, por valor de 2 millones de euros; y 13 a la mejora de las redes separativas para diferenciar las aguas pluviales de las residuales, por 1,7 millones de euros.

Según Gochicoa, las nuevas subvenciones introducen novedades con el fin de responder al contexto actual de crisis y hacer frente a las «incertidumbres» entre la ciudadanía y el sector de la construcción y «acelerar» los tiempos de recuperación.

Por otro lado, ha explicado que los criterios de reparto se han basado en la población, pero también en la superficie territorial, porque «no veía justo» que ayuntamientos extensos tuvieran el «mismo importe o mucho menos» que uno «más concentrado y con menos carga de servicios».

«En Cantabria siempre estamos luchando ante el Estado por el coste de los servicios, lógicamente, teníamos que ser consecuente con ello y con nuestros ayuntamientos», ha opinado.

Por ello, uno de los municipios que menos recibe es Rozas de Valdearroyo, con una subvención de 150.000 euros; y el que más Santander con un millón, seguido de Torrelavega, con 800.000 euros.

Según las previsiones de la Consejería, en el plazo de unas semanas el 90 por ciento de las solicitudes presentadas tengan ya una respuesta de concesión de la subvención.

Deja una respuesta