El concejal de Cs acusa a la Concejalía de Servicios Sociales de dejar fuera de las subvenciones a los estudiantes de Secundaria y reducir a la mitad las ayudas para los de Primaria

El concejal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Torrelavega, Julio Ricciardiello, ha criticado la reducción de la partida de ayudas para la compra de los libros de textos para el curso 2022/23, que pasará de 34.000 a 30.000 euros.

Se da la circunstancia de que este recorte se produce cuando entra en vigor el mismo curso en que entra en vigor la nueva Ley de Educación, la LOMLOE, que obligará a las familias a adquirir libros en varios cursos.

El concejal transmitirá mañana, en la reunión de la comisión de Servicios Sociales, su malestar ante el borrador que ha elaborado la Concejalía de Bienestar Social, y que incluye, entre otras propuestas, la nueva reducción del presupuesto para el material escolar, que afectará a los estudiantes de Primaria. Así, éstos pasarán de recibir 110 euros a 50, mientras que los de Secundaria, “directamente no recibirán nada, cero euros”, ha lamentado el edil naranja.

“La decisión de la Concejalía es totalmente ilógica en estos momentos, justo cuando la normativa obliga a cambiar los libros de texto en primero, tercero y quinto de Primaria, y primero y tercero de Secundaria”, ha aseverado Ricciardiello, quien ha afirmado que las familias “se enfrentan a un momento económico complicado, con subidas de precios generalizadas. Ahora más que nunca es cuando el Ayuntamiento debe proteger a la ciudadanía”.

Además, ha recordado que la adquisición de nuevos materiales obligará a subir la aportación de las familias en los bancos de libros de los colegios, porque será imposible sufragarlo con la aportación de la Consejería de Educación. “En la mayoría de los colegios no quedará más remedio que duplicar la aportación de las familias al banco de libros», ha explicado.

El edil de Cs pedirá también que se eleve el valor catastral para poder acceder a la convocatoria de ayudas, ya que el cálculo que realiza la Concejalía deja fuera de estas ayudas a muchas familias de clase media. «No es justo que por vivir en una zona u otra de Torrelavega no se contemplen sus necesidades sociales”, ha puntualizado.

Por último, Julio Ricciardiello pedirá a la concejala socialista Laura Romano que “recapacite” y “dé marcha atrás” en la reducción de la partida, “porque solo va a lograr que no se gaste y mucha gente que realmente la necesita no pueda acceder a ella por unos criterios muy poco realistas”.