Cantabria repartirá 55 millones de ayudas Covid

Actualidad

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria baraja un plazo de 13 semanas, «en el mejor de los cálculos», para tener repartidos los 55,3 millones de euros asignados a la comunidad por el Gobierno central para ayudas Covid, que podrán solicitar 12.659 autónomos y empresas cántabras a partir de este martes 22 de junio.

Así lo ha avanzado este lunes en el Pleno del Parlamento el consejero del área, Javier López Marcano (PRC), detallando que los expedientes los tramitarán unos 40 empleados de la Consejería, que gestionarán «del orden de diez per capita», lo que supone que a la semana podrán abordar unos 2.000.

Así, según sus cálculos, podrían gestionar todas las solicitudes en nueve semanas, sumadas al mes de plazo de presentación que empieza mañana, por lo que la previsión se ha fijado en 13 semanas.

«Asumo el riesgo de ponerme el reloj en marcha», ha dicho López Marcano, advirtiendo que en ese periodo podría «caerse el sistema informático, fallar la plataforma» o surgir imprevistos, pero asegurando que su departamento va a «multiplicar los esfuerzos» porque trabaja con la «losa pesadísima» que supone tener que devolver al Gobierno central el dinero que no se haya logrado tramitar antes del 31 de diciembre.

En el caso contrario, si sobrara dinero de esta convocatoria se publicaría antes de esa fecha otro decreto -como el publicado este lunes para abrir mañana el plazo de solicitud- dirigido a los CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) que no se han recogido ahora.

Así ha respondido el consejero en el Pleno a preguntas de Ciudadanos (Cs), que ha lamentado que se ha perdido «demasiado tiempo por culpa de la burocracia» y que «todo apunta a que las ayudas no llegarán, como mínimo, hasta septiembre».

El portavoz naranja, Félix Álvarez, también ha cuestionado a López Marcano acerca del estudio de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) que señala que el 40 por ciento de los fondos de estas ayudas directas no se repartirá por las «exigentes condiciones» para acceder a ellas.

En concreto, UPTA señala que este fondo está diseñado para recuperar cuanto antes la inversión realizada por el Ministerio de Asuntos Económicos a través del ICO, por el cual han sido concedidos miles de pequeños créditos con aval público, y se ha preguntado que pasará con los empresarios que en lugar de optar por un crédito han hecho frente a la situación con recursos propios y que cumplen los criterios de pérdida de facturación que se han establecido en las ayudas publicadas.

Al respecto, López Marcano ha dicho que «quiere creer» que el decreto tiene una interpretación «más lata» y que no habrá impedimento jurídico para atender los dos supuestos, tanto los que han incurrido en deuda como los que han tenido que recurrir a su patrimonio personal o familiar.

ACCIONES DE SODERCAN

El consejero también ha respondido a una interpelación del PP sobre los criterios en relación con la venta de acciones de la Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria (Sodercan).

El ‘popular’ Lorenzo Vidal de la Peña ha señalado que Sodercan ha sacado del Consejo de Administración a sus socios minoritarios, Cámara de Comercio y Liberbank, adquiriendo sus participaciones a un precio por acción de 274 euros, «sensiblemente inferior» al que se había pactado con ambos, 316 euros, y «sin presentar informe de técnico independiente acreditado que avale la nueva valoración».

Vidal de la Peña ha indicado que el consejero delegado de Sodercan, Rafael Pérez Tezanos, «hombre de confianza» de López Marcano, ha sido quien «ha cambiado las reglas del juego» poco después de ser nombrado provocando el «rechazo» de Liberbank, CEOE-Cepyme, UGT, CCOO e incluso la Consejería de Economía del Gobierno cántabro.

Sin embargo, el consejero y también presidente del Consejo de Administración de Sodercan ha explicado que se realizó una auditoría de las cuentas que valoraba las acciones en esos 274 euros y, además, se pidió un informe externo para «actualizar» el valor que se había pactado «hace dos años», que las fijó en 290 euros.

Por tanto, éste último será el precio que aprobará pagar por las acciones el Consejo, porque si las pagara a 316 «entonces sí habríamos sido desleales con la Administración y con el Gobierno», ha sostenido López Marcano.

PARADORES

Ademas, el PP ha preguntado a Marcano acerca del cierre del Parador Nacional de Santillana del Mar.

Aunque el consejero ha recordado que Paradores Nacionales es una sociedad de titularidad pública dependiente del Gobierno central, el consejero ha explicado que, por la información ecabada desde su departamento, el parador de Santillana del Mar –uno de los dos que hay en la villa (el otro es el Gil Blas)– permanece cerrado porque precisa de una «rehabilitación importante» que, según ha dicho, es «una manera elegante y técnica de decir: va para largo».

Por la información que tiene, esa rehabilitación podría deberse a «deficiencias estructurales». Marcano ha asegurado que su departamento desconoce tanto la envergadura del proyecto, la fase en que se encuentra y también la cuantía. «La información que poseemos no ocupa más de 3 o 4 párrafos», ha reconocido.

El consejero ha señalado que, si ese es el estado del parador de Santillana del Mar, se puede deducir que, bien por «falta de facturación» o por las «circunstancias adversas» que ha generado la pandemia, la empresa pública Paradores «no ha hecho todas las inversiones que debiera haber hecho en Cantabria».

Sin embargo, ha indicado que una cosa «que les deja relativamente tranquilos» es que Santillana es uno de los dos lugares de España que cuenta con dos paradores. Uno de ellos, el Gil Blas, que tiene 28 habitaciones y cuenta con los servicios de restauración, está abierto.

MARCANO: VA LLEGANDO EL MOMENTO DE QUE CANTABRIA TENGA UN QUINTO PARADOR

Marcano ha recordado que en Cantabria hay cuatro paradores nacionales –Los dos de Santillana, el de Fuente Dé y el de Limpias– y cree que «va llegando el momento» de que la comunidad tenga un «quinto».

«Eso enfatizaría mucho más la presencia de Paradores, que es una marca de penetración universal, una marca reclamo que permite contar con un turista de alto poder adquisitivo», ha señalado.

Marcano ha indicado que esta será una de las cuestiones que planteará a la ministra del área en relación al tema de los paradores en el próximo encuentro que mantengan.

ZULOAGA SOBRE LAS FACTURAS DE SU DEPARTAMENTO

Por otro lado, el vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, ha respondido a preguntas de Vox sobre supuestos retrasos en el pago de facturas a los proveedores en su departamento, asegurando que «no constan».

Por contra, el diputado Armando Blanco ha asegurado que existen «continuas quejas» en la Consejería por este asunto y ha pedido a Zuloaga tomar cartas en el asunto, criticando que hay empresas «sin cobrar» por su «inoperancia» y lamentando que «no es problema de dinero, sino de falta de voluntad política para ayudar a empresas».

En respuesta, Zuloaga ha puesto en valor el trabajo del personal de la Consejería y ha pedido a Blanco «más respeto» hacia los funcionarios, especialmente en un momento de pandemia en el que se han conseguido «aligerar» los plazos.

Además, ha señalado que en estas gestiones no hay decisiones políticas, pero sí en asuntos como los 4 millones de euros que el Gobierno ha puesto a disposición de las empresas del sector cultural y deportivo, y le ha pedido que «busque sus siglas» en alguna de estas medidas de apoyo. «Ahí es donde se ve quiénes son patriotas de banderitas y quiénes son patriotas de verdad», ha sentenciado.

Deja una respuesta