AVI critica el intento de engaño del Ayuntamiento de Santillana del Mar al prometer cien euros a los jovenes de 18 años

La agrupación denuncia que la concejala de Juventud garantizó a los homenajeados que cobrarían esa cantidad  a pesar de que legalmente no era viable. A día de hoy los chavales no han recibido ni un euro.

La agrupación política AVI (Alternativa Vecinal Independiente) en Santillana del Mar ha acusado al alcalde, Ángel Rodríguez, y a la concejala de Juventud, Paula Pérez, de “intentar cometer un fraude de ley con motivo de la celebración de la Gala Juvenil, en la que el Ayuntamiento prometió a los homenajeados -los adolescentes del municipio que en 2022 cumplieran 18 años- un cheque por valor de cien euros”, que finalmente los chavales nunca llegaron a cobrar.

El portavoz de AVI, Agustín García, ha puesto de manifiesto que la entrega de este dinero ha sido paralizada por los técnicos municipales, “dado que no existe un expediente sobre esta actuación, ni retención de crédito, ni tampoco informe fiscalizador del interventor municipal”.

Además, argumenta García, “según los técnicos, no hay base legal para la entrega del dinero ya que no se vislumbra un motivo claro y conciso para conceder dicha cantidad a los asistentes”.

Aunque en un principio todos los asistentes pensaron que la entrega de los cien euros se realizaría el mismo día en que se celebró la gala (el pasado 26 de junio), finalmente el Consistorio informó a los chavales de que se les iría llamando para recibir el dinero acordado. Sin embargo, “casi dos meses y medio después -ha afirmado García- desde el Ayuntamiento no se han puesto en contacto con los homenajeados, a pesar de que alguno de ellos ha reclamado el cobro del montante”.

En este sentido, desde AVI aseguran que “el regidor y la concejala de Juventud se suman a la iniciativa del Gobierno Central de entregar cien euros a los adolescentes que el año que viene tendrán edad para votar”.

Mientras, “nuestros técnicos trabajan afanosamente por orden de la alcaldía haciendo un enjuague legal para poder dar forma a la entrega de este dinero, buscando una solución arbitraria para que el alcalde y la edil salven las apariencias, muestra inequívoca del sectarismo y el despotismo que caracterizan a este regidor”.

Esta situación no hace más que confirmar que el equipo de gobierno funciona “improvisando actos para repartir dinero público sin justificación legal”, muestra del “poco respeto” que el regidor tiene por la ley, así como de la ignorancia con la que ejerce de alcalde en el Ayuntamiento de Santillana del Mar.