Vecinos del número 6 de la calle Coro Ronda Garcilaso de Torrelavega denuncian grietas fisuras y varios desperfectos en varios pisos del edificio desde hace dos años

Actualidad

Los vecinos del número 6 de la calle Coro Ronda Garcilaso de Torrelavega , que denuncian grietas , fisuras y varios desperfectos en varios pisos del edificio desde hace dos años, coincidiendo con las obras llevadas a cabo en el bajo del inmueble, para adecuarlo e instalar en ese local el Punto de Encuentro del Instituto Cántabro de Servicios Sociales ICASS.
Desde que se iniciaron esas obras en el local bajo del edificio, comenzaron los problemas ya muy evidentes y que, a día de hoy afectan a varios de los pisos y a la zona de los bajos de éste edificio, estos vecinos, en su mayoría personas mayores pensionistas y que accedieron hace treinta años a una de éstas viviendas sociales , sienten miedo e impotencia, ya que ven que cada vez más sus casas van deteriorándose , hasta tal punto que recientemente ha tenido que ser fuertemente apuntalado el edificio porque según el ingeniero municipal está respondiendo mal.
Un estudio geotécnico que se ha realizado revela que sí puede ser la causa de los problemas la obra realizada por el ICASS y que se ha hundido el pilar central de la edificación.
Tras un largo recorrido con esta asunto que ya dura dos años, nadie se hace responsable de la situación y estos vecinos, incluso ahora tienen que hace frente al coste del apuntalamiento realizado por el Ayto. y que asciende a más de 4.000 euros , que no tienes ya que son personas mayores y jubilados.
La administración, el ICASS que ha sido informado de la situación tanto telefónicamente cómo por escrito según denuncian estas personas , no se responsabiliza de nada y lo único a lo que ha accedido es a que los vecinos pudieran ver la actuación allí realizada , aunque “sin juzgar la misma” .
El asunto se encuentra en proceso judicial que, se prevé largo y entre tanto varias familias afectadas, siete de los ocho pisos continúan asustados, tienen mucho miedo de que sus casa e incluso el edificio se venga abajo, y declaran que llevan dos años en un sin vivir, además temen que si, cómo está previsto en un futuro no muy lejano, en esa zona se construye un parking subterráneo , con las vibraciones todo peligre mucho más.

Deja una respuesta