TIN TIN

Una familia de Parbayón pide colaboración ciudadana para lograr el dinero necesario para empezar a entrenar un perro de ayuda social para su hijo de tres años con trastorno del espectro autista

Actualidad

Trata de recaudar los primeros 6.000 necesarios para que Martín pueda contar, a través de la Asociación Kuné, con su propio perro de asistencia brindándole seguridad, especialmente en la calle, y facilitándole una vida más independiente y socialmente inclusiva

Una familia de Parbayón, en el municipio de Piélagos, solicita la colaboración ciudadana para lograr el dinero necesario, que permita empezar a entrenar un perro de ayuda social para su hijo, de tres años, con Trastorno del Espectro Autista.

La madre de Martín, recuerda que el pasado verano pusieron en marcha, a través de la Fundación ‘Mi grano de arena’, una campaña de crowdfunding solidario con este objetivo.

Su intención, según apunta, no es otra que seguir mejorando la vida del pequeño, al que llaman ‘TinTin’, para que no sólo pueda controlar sus emociones o comunicarse mejor, sino que también deje de protagonizar fugas cuando la familia lleva a cabo acciones cotidianas como, por ejemplo, dar un paseo por la calle.

Kuné, Perros de Ayuda Social

Esta mujer explica que, con esta finalidad, se pusieron en contacto con Kuné, Perros de Ayuda Social, una entidad sin ánimo de lucro dedicada a mejorar la calidad de vida de las personas con dificultad física, intelectual, emocional y/o sensorial y de sus familiares, a través de los perros de ayuda social.

En este sentido, cuenta que los perros de asistencia están entrenados para brindar seguridad, especialmente en la calle, pero también para facilitar una vida más independiente y socialmente inclusiva tanto para el menor con autismo como para su familia.

“En ocasiones, estos niños y niñas no pueden comunicarse o expresar sus sentimientos de una manera que otros entiendan, sin olvidar que, además, tienen poco sentido del peligro o de las consecuencias de sus acciones”, relata la madre del pequeño.

Por ello, hace hincapié en que el perro de ayuda social no sólo mejora su vida sino también la de sus familiares y su entorno más próximo al hacer posible el desarrollo de actividades cotidianas, mediante un apoyo tanto físico como psicológico.

6.000 euros, primer objetivo

La madre del niño subraya que para que ‘TinTin’ pueda acceder a un Perro de Asistencia para Niños con Autismo la familia tiene que costear unos gastos como son la adquisición, el cuidado y, lo más importante, el entrenamiento del perro, la preparación de la familia y el acoplamiento del perro con el niño que finalmente va a ser el usuario de éste.

En definitiva, apunta una suma que asciende a la cantidad de 18.000 euros y, por ello, esta familia de Parbayón -que tendrá que sufragar 9.000 euros- vuelve a solicitar la colaboración de todos y todas para poder cumplir con su objetivo principal: que Martín pueda tener una mejor calidad de vida.

“Al comienzo de la campaña de crowdfunding, logramos recaudar unos 2.000 euros”, rememora esta mujer, quien añade que, para que comience el entrenamiento la familia deberá llegar a los 6.000 euros, los primeros y más necesarios para empezar con el entrenamiento del perro y, de ahí, que “apelemos al espíritu solidario de nuestros vecinos y vecinas”.

Más información y donaciones en https://www.migranodearena.org/reto/mejoremos-la-vida-de-tintin-con-un-psna-t-puedes-.

Deja una respuesta