Torrelavega retira 95 toneladas de árboles arrastrados, basura y plástico del Saja Besaya

Actualidad

Se ha llevado a lo largo de kilómetro y medio entre La Inmobiliaria y Torres, y próximamente se realizará en ambos márgenes de La Viesca

Durante las últimas semanas, se ha llevado a cabo la limpieza integral de la ribera sur del Saja-Besaya entre el puente de la Carretera Nacional N-634 junto al instituto Besaya y hasta el aliviadero del plan de saneamiento Saja-Besaya junto a La Inmobiliaria. La siguiente fase tiene previsto acometerse en ambos márgenes del Besaya a su paso por La Viesca.

Según explica el Concejal de Medio Ambiente, Salud Pública e Infraestructura Verde, José Luis Urraca Casal, el ámbito de la actuación ha abarcado un espacio de ribera de 1.492 metros de longitud y una superficie aproximada de 50.000 m2. En toda esta zona se encontraba disperso a lo largo de la ribera, numeroso arbolado caído, ramaje y presencia de escombros, residuos y rellenos antrópicos, en resumen material arrastrado por las riadas, pero también basura, jaulas, neveras y sobretodo… plástico.

Se trata de una actuación que busca limpiar esta zona contigua al agua del río, de basura, como los plásticos, que estaban profusamente engarzados en la vegetación, lo que ha complementado las campañas que se realizaron con voluntarios el año pasado tanto en la zona del patatal de SNIACE como en La Viesca. “Nos preocupa porque son plásticos que acaban en el mar, y que en muchos casos bajan de río arriba, o que los lleva el viento, como las bolsas, por ello hemos de concienciarnos más sobre la necesidad de no tirar nada al suelo y depositarlo en los espacios y contenedores pertinentes. Porque acaba afectando al paisaje, pero sobremanera a la fauna y al conjunto de la naturaleza”. También llamaba la atención los numerosos árboles abatidos en la primera línea del río por la fuerza de las riadas.

La acción la han llevado a cabo operarios provistos de diferente tipo de maquinaria, junto con palas y camiones para el traslado del material acopiado (la madera al vertedero de Cántabra de Turba), plástico y chatarra.

En los próximos meses, uno de los programas de Corporaciones Locales para la contratación de personas en desempleo, actuará en la recuperación y acondicionamiento de ambas márgenes del río.

Está prevista la reparación y construcción de sendas y caminos peatonales así como la dotación y mejora del mobiliario urbano (bancos, mesas, papeleras…) todo ello encaminado al fomento de la actividades al aire libre.
Tras las inundaciones de 2019 la ribera sur del Saja-Besaya en el ámbito de actuación se ha visto aún más dañada. En general, el estado actual de los elementos no es el adecuado debido al paso del tiempo y su exposición a la intemperie. Entre las problemáticas más destacadas: rotura de piezas y elementos, o ataques vandálicos. Uno de los principales problemas que han afectado a esta zona junto con la fuerza de las riadas en los últimos años es principalmente la proliferación, de manera indiscriminada, de especies invasoras como es el bambú japonés, de dificilísima erradicación junto al río.

Urraca ha destacado que para obtener mejores resultados a futuro, se ha previsto que la erradicación de planta invasora vaya acompañada de una revegetación a través de la plantación y uso de especies autóctonas de la zona que puedan competir con las especies invasoras.

Deja una respuesta