Revilla dice estar «aterrado» por «lo que pueda pasar» hasta el día de Reyes

Actualidad

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha reconocido estar «aterrado» por «lo que pueda pasar» de aquí hasta el día de Reyes, y ha pedido cumplir las medidas «a rajatabla» y que no haya «barra libre», porque «hay ahora mismo gente, sobre todo gente joven» que piensa que «esto ha pasado» y «no ha pasado para nada», ha dicho.

«Estoy aterrado, un poco aterrado, de lo que pueda pasar de aquí al día de Reyes», ha recalcado Revilla. «Sí, ir ese día con la familia comer, saludarnos, pero no desmadrarnos porque puede ser terrible, terrible si la gente entiende que esto puede ser una barra libre y después de enero nos venga el pico» como consecuencia de «la gran movilidad que va a haber», ha señalado.

En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, el presidente cántabro se ha mostrado «preocupado» por «no ser capaces de ser rigurosos y hacer lo que hay que hacer» y ha pedido cumplir las medidas «a rajatabla» y no entender que se trata de «una barra libre». «A ver si fuésemos capaces, porque por la vía coercitiva ni siquiera hay policías para controlar la actividad de la gente», ha asegurado.

«Yo estoy muy preocupado con que no seamos capaces de ser rigurosos y solidarios ante lo que todos sabemos lo que hay que hacer y si desde luego todos hiciéramos lo que hay que hacer, el contagio sería mucho, mucho menor», ha reiterado.

Según Revilla, mientras llega la vacuna «tenemos que protegernos, porque ahora mismo la única vacuna somos nosotros». Por eso, ha hecho un llamamiento a que se siga «a rajatabla» estas normas que tratan de no hundir «más todavía» la economía, y que van a ser adoptadas «prácticamente» por todas las comunidades autónomas.

En este sentido, ha insistido en que «si se para totalmente la economía, el desastre es total» y hay que andar «conjugando» entre que el «destrozo» no sea «un virus económico más letal que el otro», con unas medidas que nos mantengan hasta que lleguen las vacunas.

Al respecto, ha pedido que la gente no deje de ponerse la vacuna dado que hay «más de un 50 por ciento de gente que no se la quiere poner». «Creo que por egoísmo personal y por un poco de solidaridad hay que hacerlo», ha apuntado.

Y es que, según ha dicho, aunque haya camas de UCI disponibles, puede no haberlas para quienes necesitan otro tipo de asistencia sanitaria.

TASA DE CONTAGIOS

Por otro lado, y sobre el dato de que Cantabria tiene la segunda tasa de contagios más alta de España, Revilla ha considerado que «única» explicación se encuentra en que la segunda ola llegó a la comunidad con «mucha menos gente preparada en cuanto que no había tenido tanta incidencia al principio».

«Somos con Asturias los que mejor estábamos hace un mes y pico». «En el mes de abril más de la mitad de todos los contagios de España eran de Madrid. Ahí se ha creado yo creo que una cierta inmunidad», ha explicado.

Por último, y sobre el polémico significado de los «allegados», el presidente ha considerado que «está perfectamente claro» y se trata de gente que «sin tener una relación formal», se «ve habitualmente durante el año» y «ese día sí pueden estar juntos porque normalmente forman parte de una convivencia ya de hace tiempo», ha añadido.

Deja una respuesta