Polanco suspende la misa de Todos los Santos en el cementerio para evitar aglomeraciones

Actualidad

El Ayuntamiento de Polanco, en colaboración con el párroco del municipio,  ha organizado un operativo especial de cara al próximo 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, con el fin de evitar aglomeraciones de personas en los accesos y en el interior del cementerio, dadas las restricciones existentes para evitar contagios por coronavirus.

La primera medida acordada es la suspensión, por motivos de seguridad, de la tradicional misa en el cementerio municipal que se celebraba la tarde del 1 de noviembre, que será sustituida por oficios a los largo del día en las diferentes parroquias y capillas, lo que busca permitir la participación en los actos religiosos y garantizar que se mantiene el distanciamiento social.

No obstante, Protección Civil aplicará un protocolo especial en el acceso al cementerio, que incluye itinerarios de entrada y salida diferenciados para evitar aglomeraciones, la instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico y el uso obligatorio de mascarilla.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, ha pedido a los vecinos que tuvieran previsto visitar el cementerio para honrar a sus difuntos que lo hagan «de forma escalonada» y, si es posible, en los días previos al 1 de noviembre.

Ha resaltado que el cementerio municipal de Polanco está abierto todos los días de 9.00 a 20.00 horas, aunque a partir del sábado 24 de octubre y hasta el 1 de noviembre se ampliará el horario de nueve de la mañana a diez de la noche.

Durante los próximos días y de cara al 1 de noviembre, el Ayuntamiento va a realizar diversos trabajos de mejora en diferentes espacios del cementerio municipal, tales como la poda de diversos árboles de acceso a la zona y la plantación de flores en los alrededores.

Por su parte, la empresa que gestiona el tanatorio municipal, Funcantabria, desarrollará durante la festividad de Todos los Santos la segunda edición de la actividad denominada “Una melodía al recuerdo”, que consiste la presencia de profesores de conservatorio interpretando  en directo diversas piezas instrumentales acorde a la celebración, con el objetivo de acompañar a los vecinos que acudan al camposanto a recordar a sus seres queridos.

La primera edición de los miniconciertos celebrada el pasado año resultó todo éxito a tenor de los comentarios de los vecinos del municipio, y por eso este año Funcantabria ha decidido repetir la experiencia, con la limitaciones impuestas por la situación sanitaria.

Deja una respuesta