El PP regional pide un Plan estratégico destinado a jóvenes menores de 35 años ante la crisis económica

Actualidad

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado dos mociones en el registro del Senado, para su debate en la Comisión de Juventud. En la primera de las iniciativas, insta al Gobierno a elaborar un Plan estratégico destinado a paliar las consecuencias de la crisis económica ocasionada por la pandemia y dirigido, específicamente, a los jóvenes menores de 35 años.

El senador por Cantabria del PP, Javier Puente, ha afirmado al respecto que «durante la pandemia por coronavirus, la destrucción de empleo se ha cebado especialmente con los jóvenes menores de 35 años» y ha resaltado que de los empleos destruidos «la mitad afecta a este sector de la población.

Así, según ha explicado el senador cántabro, «durante las dos primeras semanas del estado de alarma en el mes de marzo, se destruyó más empleo que en la crisis financiera de 2008 en sus 100 primeros días. Además, la tendencia continuó en el mes de abril, afectando principalmente a los jóvenes entre 25 y 29 años».

«Es demoledor que en el primer trimestre del año la tasa de desempleo para los menores de 25 años alcanzara el 33%», ha subrayado Javier Puente quien ha recordado que, aunque según los datos del Instituto Nacional de Estadística en España hay 6,5 millones de jóvenes menores de 35 años, «éstos se sienten olvidados por el Gobierno, que prioriza otros sectores de la población y obvia a los jóvenes».

Así mismo, muchos de estos jóvenes ya tuvieron que enfrentarse a la crisis de 2008, es decir, «en 12 años han tenido que afrontar la segunda crisis económica mundial».

El parlamentario cántabro ha resaltado al respecto que un estudio publicado por la City University de Nueva York, habla de las consecuencias negativas y duraderas a la trayectoria laboral de los jóvenes: «Precariedad, menos riqueza y calidad de vida que sus padres, así como consecuencias psicológicas y emocionales».

MILLENNIALS

La otra moción presentada por los populares, pide al Gobierno que ponga en marcha un estudio que permita conocer las inquietudes y necesidades de los jóvenes tras la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, además de escuchar a esos millones de españoles que se van a ver seriamente afectados por las medidas que se implementen de cara al nuevo escenario social.

Según ha señalado Puente, «los adolescentes han visto como, de pronto, debían ver interrumpidas sus relaciones sociales, un hecho grave habida cuenta de la importancia que para ellos tienen las relaciones con sus iguales; se han visto obligados a interrumpir sus estudios de forma presencial y han sufrido durante semanas la incertidumbre de no saber qué iba a pasar con su formación académica, sobre todo aquellos que aún deben enfrentarse a cambios de ciclo o incluso a exámenes vitales para su futuro como la EBAU».

Por otro lado, los jóvenes nacidos entre los años 80 y 90, conocidos popularmente como «millennials», aún estaban recuperándose de la crisis económica de 2008 cuando se han visto azotados por las consecuencias de esta pandemia. Muchos de estos jóvenes, que habían logrado independizarse hace no mucho tiempo, están viviendo de nuevo con gran temor e incertidumbre su futuro profesional y personal. «Parte de estos jóvenes ya se consideran a sí mismos una generación perdida», ha destacado el senador del PP

Deja una respuesta