Desmantelan una banda dedicada al tráfico de cocaína asentada en Cartes, con 23 detenidos

Actualidad

Se han realizado registros en siete localidades y se han incautado 7 kilos de drogas, entre ellas ‘cocaína rosa’

La Guardia Civil de Cantabria ha finalizado una investigación de dos años de duración con el desmantelamiento de una organización criminal, presuntamente dedicada al tráfico de drogas, principalmente cocaína, que tenía su base en la localidad de Santiago de Cartes.

La operación se ha saldado con 23 detenidos, de los que 15 son españoles, 6 naturales de la República Dominicana y 2 de Perú, habiéndose practicado 18 registros en las localidades de Barreda, Torrelavega, Santander, Reinosa, Santiago de Cartes, Cartes y Tanos.

Así mismo, se han intervenido cerca de 7 kilos de diferentes drogas, destacando los más de 2,5 kilos de cocaína y cerca de 4,2 kilos de hachís. Entre lo incautado figura la llamada ‘cocaína rosa’, una droga sintética (anfetamina) conocida como la «droga de la alta sociedad», por su escasa disponibilidad y alto precio, ha informado la Guardia Civil.

También se han incautado más de 1.000 gramos de sustancia de corte, cerca de 460 fármacos que podrían estar indicados para la disfunción eréctil, vehículos, armas y más de 56.000 euros en efectivo, entre otros efectos.

La investigación se inició sobre un hombre residente en Torrelavega y natural de la República Dominicana que se sospechaba suministraba drogas en cantidades importantes y que, además, contaría con un piso «guardería» en la citada localidad.

La investigación llevó a dos clanes asentados en Santiago de Cartes, los cuales se servirían de otros integrantes de la red para la distribución de droga al menudeo.

También se constató que el principal investigado estaría haciendo entregas en Reinosa, que posteriormente podían pasar a la venta desde un establecimiento de esa localidad.Las primeras tres detenciones, de dos españoles y un peruano, se produjeron a finales de mayo de este año, cuando uno de los integrantes de la red llevaba una partida de 300 gramos de cocaína a uno de los clanes. Los otros dos hacían de intermediarios.Además, tras un minucioso registro en el vehículo en el que había regresado de Barcelona el principal sospechoso, se encontró el doble fondo practicado, con capacidad para transportar unos 6 kilos de sustancias estupefacientes.

COCAÍNA PROCEDENTE DE PONTEVEDRA

Al ser detenido el principal investigado, los clanes buscaron un nuevo proveedor de droga, otro hombre natural de República Dominicana que, según comprobaron los agentes, viajaba a Pontevedra con el fin de seguir suministrando cocaína al clan.Al regresar de uno de estos viajes fue detenido antes de llegar a su domicilio en Santander cuando viajaba en un vehículo «lanzadera» de otro donde estaba la droga.En este último, ocupado por untres integrantes de la red y se practicó un registro en el domicilio del nuevo proveedor, donde encontraron más de 15.000 euros en efectivo y pruebas de remisión de dineroa pareja (naturales de República Dominicana y Perú), localizaron un doble fondo con 2 kilos de cocaína. En esta intervención se detuvo a al extranjero para su blanqueo.

Posteriormente, se destapó la rama de Reinosa, registrando un bar de la localidad donde encontraron 18 papelinas de cocaína preparadas para su distribución al menudeo, procediendo a la detención del hombre que regentaba el establecimiento.También se detuvo a otro hombre vendedor al por menor en la localidad de Reinosa, realizando un registro en su domicilio donde se intervino cocaína, una balanza, anotaciones y dinero.

DESARTICULACIÓN DE LOS DOS CLANES

Una vez detenidos los suministradores de estupefacientes a los dos clanes, quedaba la desarticulación de los mismos, realizándose el 31 de julio ocho entradas y registros simultáneos en viviendas en Santiago de Cartes, Cartes y Tanos, procediéndose ese día a la detención de 10 integrantes de la trama (todos españoles salvo uno natural de la República Dominicana).En los registros se incautaron más de 3.000 gramos de hachís, otras cantidades de cocaína, marihuana, sustancia de corte, más de 37.000 euros, gran cantidad de joyas que pudieran proceder de pagos de estupefacientes, una escopeta y un dispositivo de descargas eléctricas, entre otros efectos.

En días siguientes y hasta el presente mes de septiembre se practicaron el resto de las detenciones de los integrantes de la organización.La operación ha sido dirigida por el Juzgado Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Torrelavega, bajo la coordinación de la Fiscalía Antidroga de Cantabria.En la investigación han participado componentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga y el Equipo de Policía Judicial de Torrelavega, con el apoyo de efectivos del SEPRONA, la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC), el Grupo de Reserva y Seguridad con base en León y componentes del Servicio Cinológico de Cantabria y Gijón.

 

Deja una respuesta