Cantabria permite la movilidad de familiares y allegados del 23 de diciembre al 6 de enero

Actualidad

Cantabria mantendrá el cierre perimetral, pero familiares y allegados podrán desplazarse dentro y fuera de la región entre el 23 de diciembre y el 6 de enero.

Además, se mantiene el toque de queda, de diez de la noche a seis de la mañana, aunque en Nochebuena y Nochevieja se permitirá la movilidad nocturna hasta la una y media de la madrugada, pero solo para regresar al domicilio quienes hayan ido a cenar con la familia.

Y ambas noches, del 24 y 31 de diciembre, así como los días siguientes, Navidad y Año Nuevo, se permitirá a un máximo de diez personas juntarse para cenar o comer, salvo que convivan juntos, y siempre de una única unidad de convivencia o a lo sumo de dos. Mientras, los grupos en espacios públicos siguen limitados a seis.

Estas son las principales medidas adoptadas por el Gobierno regional de cara a las fiestas navideñas, y han sido presentadas este jueves por el presidente, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Sanidad, en una rueda de prensa en la que han vuelto a llamar a la responsabilidad de los ciudadanos, porque aunque la situación en la Comunidad por la pandemia del coronavirus es «muchísimo mejor» que hace días, «no estamos bien».

«Si cuando decimos diez pueden ser cuatro, mejor», ha expuesto Revilla.

Deja una respuesta