Cantabria cierra este lunes el ocio nocturno y no descarta «escalar» otras medidas

Actualidad

El Gobierno de Cantabria ha decidido cerrar desde este lunes el ocio nocturno y prohibir fumar en las estancias en la playa y en aquellos espacios públicos en los que no se pueda respetar la distancia de dos metros entre personas, que se elevará a un mínimo de cuatro metros cuando en el entorno se encuentren niños, personas mayores y otras especialmente vulnerables.

Asimismo, para detener el avance del coronavirus, ha establecido nuevas medidas que limitan los grupos a un máximo de 10 personas, excepto en el caso de personas convivientes, y los eventos multitudinarios. Y no descarta «escalar» otras medidas si es necesario para frenar la propagación del Covid-19.

Cantabria y el resto de autonomías han coordinado con el Ministerio de Sanidad  una serie de medidas de control de la pandemia, que fueron acordadas el viernes por unanimidad en el consejo interterritorial extraordinario y que se plasman en la nueva resolución autonómica, ante el aumento de contagios por coronavirus.

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha indicado esta tarde que en Cantabria «se ha incrementado considerablemente el número de positivos diarios», situándose ahora la incidencia por encima de los 50 nuevos casos diarios por 100.000 habitantes, que se considera ya «un rango crítico».

En la medida de lo posible, Rodríguez ha recomendado a la población evitar celebraciones y eventos sociales y ha confiado en que estas medidas tengan influencia en la evolución de la pandemia. De no ser así, «se tendrán que ‘escalar’ otras medidas para tratar por todos los medios de contener la expansión de la epidemia», ha asegurado.

La resolución de la Consejería de Sanidad del Gobierno, publicada a última hora de la tarde en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), incluye las últimas medidas tendentes a mantener un control suficiente de la transmisión del Covid-19, con las que se quiere evitar imponer en el futuro restricciones de mayor impacto sobre la movilidad de las personas.

Respecto al ocio, el gobierno de Cantabria ha decidido suspender la apertura al público de las discotecas y salas de fiestas, bares especiales, pubs y whiskerías. En el resto de establecimientos hosteleros se debe garantizar la distancia interpersonal mínima de 1,5 metros en los servicios de barra y mantener esta misma distancia entre mesas y agrupaciones, con la limitación de un máximo de diez personas por mesa o agrupación de mesas.

También se limita el horario de cierre de todos los restaurantes y bares de Cantabria a la 1 de la madrugada y no se podrán aceptar nuevos clientes a partir de las 00.00 horas.

Otra de las medidas establecidas es la prohibición de fumar en la calle, siempre que no se pueda garantizar la distancia de seguridad de dos metros. Esta distancia se incrementará a cuatro metros en el caso de fumar en la proximidad de niños, mayores de 65 años, personas con discapacidad y cualquier población vulnerable al virus.

En las playas de Cantabria se prohíbe fumar y, en el caso de las terrazas de hostelería que lo permitan, tendrán que reducir el aforo a un 50 por ciento. En el resto de terrazas de los establecimientos de hostelería libres de humo el aforo será del 100%.

Esta prohibición de fumar será aplicable a cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados.

GRANDES EVENTOS

Respecto a la organización de grandes eventos y actividades multitudinarias, será obligatorio evaluar el riesgo y contar con la correspondiente autorización de la comunidad autónoma.

Se prohíbe además la realización de actividades en las playas o parques en horario nocturno y se deja sin efecto la resolución anterior que autorizaba la celebración de fiestas, verbenas y otros eventos populares en la comunidad.

Por otro lado, la resolución autonómica suprime la limitación del aforo en las cabinas de los teleféricos, con el objeto de homogenizar su uso al resto de medios de transporte, considerando que en todo caso se trata de breves periodos de tiempo.

Igualmente, se ha aprovechado esta modificación de la resolución original de 18 de junio para clarificar el cálculo de los aforos previstos en determinados centros de formación. La ocupación máxima del espacio por aula será como máximo de 2,25 metros cuadrados por alumno y profesorado, respetando las medidas de higiene y el uso de mascarilla.

El consejero de Sanidad ha explicado que Cantabria aplicará el resto de medidas acordadas en el consejo interterritorial de ayer tendentes a mejorar la capacidad de detección precoz y control de los casos.

Deja una respuesta