Cantabria anunciará el martes nuevas restricciones tras batir el récord de contagios de la pandemia

Actualidad

La Consejería de Sanidad de Cantabria anunciará el próximo martes nuevas medidas para controlar la «preocupante» situación del coronavirus, tras batir este jueves el récord de contagios registrado desde la irrupción de la pandemia, con 358 nuevos.

Según Sanidad, Cantabria está ante la «quinta onda epidémica» del virus, que está «batiendo récords» y, aunque la mayoría de casos primarios se están produciendo en los jóvenes no vacunados, éstos se lo transmiten a sus familiares mayores y se está viendo ya un efecto en la hospitalización.

De hecho, a la Consejería le «preocupa la velocidad» de la hospitalización, pues «vamos a diez ingresos por día», por lo que, si hoy hay 52 pacientes en los hospitales, «dentro de una semana es posible que haya el doble».

Precisamente el hecho de que la ocupación hospitalaria aún está «bien» es lo que hace que Cantabria se mantenga en el nivel de alerta 1, pero la previsión es que, con el continuo aumento de ingresos, se pase al 2 este fin de semana.

Esto también tendrá repercusión en el ‘semáforo Covid’, que se actualizará el martes a la par que se anuncien las nuevas restricciones y que contemplará la subida de algunos municipios al nivel 3, que implica volver a medidas como el cierre del interior de los locales de hostelería.

Así lo han señalado este viernes en declaraciones a la prensa el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, y el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, quienes han hecho un repaso a la situación epidemiológica de Cantabria para alertar del panorama negativo, ante el que «no descartan nada». «Todas las medidas están sobre la mesa», han asegurado.

Y es que la tendencia del virus todavía es creciente, como determina el parámetro de la incidencia acumulada, que a 14 días es de 438 casos por cada 100.000 habitantes y a 7 días de 281 casos. Teniendo en cuenta que esta última cifra, si se multiplica por dos, es superior a la primera, significa que la tendencia sigue subiendo y que, de seguir sin frenarla, la próxima semana la incidencia a 14 días será mayor.

Según han explicado, los datos recogidos ayer con ese récord de contagios son el efecto de los contactos del fin de semana. «No me gusta referirme a datos de un único día, pero ayer sí que fue destacable» porque «jamás se ha registrado semejante número», ha dicho Wallmann.

Ha explicado que «el muro de contención de la vacunación se está construyendo, y aún no es suficiente para controlar esta onda», por lo que necesita ir acompañado de nuevas medidas que «afectarán a todos» aunque serán especialmente para «intentar cortar la transmisión en los grupos más jóvenes, que están dando incidencias insoportables».

Aunque no han avanzado cuáles serán esas nuevas restricciones, preguntados por la posibilidad de confinar municipios o solicitar el toque de queda han respondido que «toda posibilidad está sobre la mesa», con la intención de «resetear la situación e intentar volver a la normalidad».

RECOMENDACIONES Y RASTREO

Asimismo, han recomendado -a toda la población, pero especialmente a personas vulnerables y no vacunadas- utilizar la mascarilla en núcleos urbanos, en los que «es muy difícil en muchas ocasiones» guardar la distancia de seguridad, y han hecho un «llamamiento encarecido» a evitar las relaciones con personas con las que no se tiene contacto habitualmente.

En este sentido, también han subrayado que las personas que están a la espera del resultado de sus pruebas o son contactos estrechos de contagios «tienen que quedarse en su domicilio», a la par que han recordado que la información que se da a los rastreadores está «sujeta a absoluta confidencialidad», por lo que han pedido a los infectados «perder el miedo» a contar con quién han estado y pensar «en el bien de todos», porque si se oculta «estamos ayudando a que la transmisión se siga produciendo».

También han remarcado que el muestreo se está realizando «bajo altísima presión» con el actual volumen de casos y contagios, lo que ha llevado a prescindir de algunas tareas que antes sí se realizaban, como el retro rastreo, aunque Cantabria sigue siendo la comunidad que más test realiza por habitante. Además, este viernes ha abierto dos ‘coroautos’ nuevos en Reinosa y Torrelavega.

DATOS DE CONTAGIOS Y HOSPITALIZACIÓN

Por otro lado, en cuanto a la hospitalización que se está dando y que deriva en su mayoría de los contagios en el grupo de población más joven, el consejero ha hecho una división en tres perfiles: los jóvenes, que ingresan casi siempre con neumonía que se resuelve «rápidamente»; personas de entre 40 y 60 años, que son sus padres o convivientes y que están vacunados parcialmente o no vacunados, que ya tienen riesgo de acabar en la UCI; y las personas vulnerables, que son «los que acaban en la UCI y van a fallecer», algo que «no nos podemos permitir como sociedad», ha defendido.

Y es que la incidencia en mayores de 65 años también está creciendo -aunque no con tanta magnitud como en los jóvenes gracias a la vacunación-, y es de 61 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y de 45 casos a 7 días.

El perfil de los contagiados está siendo «diferente a lo experimentado» anteriormente, pues desde las últimas cuatro semanas el 80 por ciento se dan en personas menores de 40 años.

Así, la incidencia en el grupo de 10 a 19 años es de 910 casos y en el de 20 a 29 de 1.820 casos, una cifra «increíble» que significa que casi dos de cada cien personas de este colectivo se han infectado en los últimos 14 días, y además Sanidad tiene la «alta sospecha» de que el número «en realidad es muchísimo más alto», teniendo en cuenta datos de otras comunidades que han hecho cribados en este grupo y están alcanzando hasta el 30% de tasa de detección.

«Si reunimos aleatoriamente a 100 jóvenes en esta sala, 10 pueden ser positivo», ha destacado Wallmann.

Por áreas sanitarias, todas son «igual de preocupantes» y tienen incidencias de nivel «muy alto», siendo las de Reinosa y Santander las que registran una cifra mayor en la incidencia de mayores de 65 años.

La positividad de las pruebas a nivel global también es «de las más altas registradas», de 11,7%, lo cual es «muy llamativo» y «especialmente preocupante teniendo en cuenta que Cantabria es la comunidad que más pruebas realiza.

Deja una respuesta